Por qué escribí “Cuando la Cigueña no llega”

Por Wendy Cruz (mamà, periodista)

Cuenta un antiguo mito griego que la diosa Hera (esposa de Zeus) sintió celos de la bella reina Gerana y decidió convertirla en pájaro y robarle a su único hijo. La pobre Gerana, desesperada, trató de arrebatarle al bebé como pudo, con garras y pico.  Desde entonces las cigüeñas se convirtieron en el símbolo de la maternidad.

Más adelante este mito tomó fuerza en Europa, pues las parejas solían casarse en el solsticio de verano (justo cuando esas aves emigraban a África). Nueve meses después las cigüeñas volvían a Europa al tiempo que los bebés brotaban, por lo que se generó la leyenda de que a los niños los traían las cigüeñas”.

Por mucho tiempo estas historias fueron la cobertura perfecta para evadir los temas sexuales, hasta que en la época actual las cigüeñas dejaron de llegar a algunos sitios: las parejas dejaron de casarse tan jóvenes, cambiaron la alimentación y el ritmo de vida y los bebés dejaron de llegar tan fácilmente.

¿Qué debemos hacer cuando la cigüeña no llega? ¿Hay un secreto en la lucha contra la infertilidad?

La cura no es la misma para todas las personas y no pretendo darte una receta, ya que en ella pesan muchos ingredientes: tu historia personal, tu salud, edad, creencias, 

valores, fe, recursos, ubicación geográfica, propósito, entre otros. Lo que sí quiero es proveerte de suficientes herramientas para que descubras tu propia solución 

Como periodista, tuve la oportunidad de conocer y entrevistar a personas que recibieron un diagnóstico de infertilidad  y lo vencieron (no siempre con un bebé en brazos). Como mujer, enfrenté este problema en carne propia, entendí que la maternidad es el derecho más sagrado de una persona pero también un tema tabú envuelto en el mito y en la leyenda.  

Mi objetivo es que con este libro –que resume la travesía de varias mujeres por ese mismo camino–, puedas superar un diagnóstico similar con pleno conocimiento, con testimonios de quienes lo vivieron y también con algunos datos científicos que te ayudarán a entenderlo mejor.

Si puedo ayudar a una mujer a vencer el dolor y el desgaste emocional que produce la infertilidad, entender su proceso, verlo como una oportunidad de crecimiento y tomar alguna decisión que le dé paz, habré cumplido mi objetivo.

Y es que cuando la cigüeña no llega, a lo mejor nos toca ir a buscarla, saltar a lo desconocido, abrir camino donde no había, encontrar respuestas y volver a casa con la satisfacción de que hicimos lo mejor que pudimos. Cuando la cigüeña no llega, la vida  nos abre un nuevo universo de posibilidades. Espero que este libro te permita descubrirlas.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.