¿Cómo elegir a un médico de fertilidad?

Por Wendy Cruz.

 

Sin duda elegir a un médico que nos ayude a tratar la infertilidad es una de las tareas más difíciles del proceso y una de las más importantes, pues de esa decisión inicial depende en gran medida el éxito del resto del proceso. Lamentablemente el dolor de algunos es el negocio de otros. 

He escuchado historias aterradoras sobre lo que algunos médicos se atreven a hacer en nombre de la cura contra la infertilidad, particularmente en Costa Rica, donde hasta hace algunos años eran prohibidos los tratamientos de fertilización asistida. Por ejemplo, doctores que atienden a sus pacientes en grupo, que hacen promociones para venderles tres fertilizaciones por el precio de dos como si se tratara de papas fritas; médicos que colocan más embriones de los que deberían, sabiendo que los embarazos múltiples son un riesgo para todos; doctores que no tienen ningún respeto por sus pacientes, por su dolor, por su vida. 

Con sus abusos y negligencia han desprestigiado la cura y han puesto en riesgo la salud física y mental de una población vulnerable.  

Precisamente, esa fue una de las razones que me motivó a escribir este libro. Creo que la cura no puede ser prohibida o reservada para algunos, y que sólo informándonos tendremos la capacidad de tomar una decisión lo más acertada posible para nuestro caso.  

Mi primer consejo es: el médico más famoso no siempre es el mejor para su caso. Haga una lista de médicos y analice las ventajas y desventajas de cada uno, su preparación, su protocolo de atención, y hasta su personalidad. Usted quiere un médico que se comprometa con su caso, que la trate con respeto y compasión, no uno que la trate como un número. 

 Si decide contratar a un médico privado, entreviste a varios. Busque a un médico con el que usted se sienta confiada. Hágale todas las preguntas que considere necesarias, antes de decidir poner en sus manos la solución de un problema tan importante o su dinero. Comunicación y confianza son claves. 

  • Asegúrese de que sea certificado y de que esté actualizado, porque hay avances en este tema todos los días.
  • Analice aspectos como posibilidades de éxito, costos, horario de atención. 
  • Esté atenta a todos los detalles, no tenga miedo de cuestionar; investigue pero también escuche a su corazón.
No Comments

Post A Comment